Marketing sostenible: cómo cuidar el planeta a través del marketing

  • twitter
  • linkedin
  • facebook
  • email

La sostenibilidad es cada día más importante. Y en el proceso de impulsar una sociedad más sostenible, las marcas tienen mucho que aportar. De hecho, los propios equipos de marketing pueden orientar sus estrategias hacia una perspectiva más respetuosa con el medioambiente. Un nuevo punto de vista que se encuentra bajo el paraguas del marketing sostenible. 

Este concepto, que es similar al de marketing verde, busca integrar la sostenibilidad en todo el proceso de trabajo vinculado al marketing. Es decir, no solo consiste en lanzar mensajes respetuosos con el medioambiente sino trabajar con esa misma mentalidad. 

Por este motivo, también es necesario fomentar que la propia empresa, en todos sus departamentos, tenga en cuenta la protección ambiental y busque reducir su huella de carbono y la incidencia de su actividad en el medioambiente. 

Cinco R y tres P para el marketing sostenible 

Para interiorizar en todos los procesos de trabajo esta nueva perspectiva medioambiental, el marketing sostenible propone tener en cuenta lo que, tal y como explican desde el blog de Becas Santander, se conoce como las 5 R: 

  • Reducir. Esta primera R hace referencia a minimizar el impacto de cada acción. Por ejemplo, apostando por crear envases que no utilicen plástico o no derrochando energía.
  • Reciclar. Si se generan residuos, las empresas tienen que tratar de reciclarlos para evitar la contaminación.
  • Reutilizar. Dar una segunda vida a las cosas también es una forma de incrementar la sostenibilidad. De esta forma, además, no se desaprovechan recursos que todavía sirven. 
  • Rediseñar. Otra de las claves del marketing sostenible es rediseñar los productos y servicios que se comercializan para que sean más sostenibles.
  • Rechazar. Fomentar el ciclo de la sostenibilidad también pasa por trabajar solo con proveedores que tienen la misma mentalidad. 

Además de estas 5 R, el marketing sostenible añade 3 P a las clásicas 4 P del marketing (product, price, place y promotion) que ayudan a afinar el enfoque de las estrategias que se desarrollan. Así, según señalan desde el blog de Becas Santander, estas 3 P son: 

  • People. Las personas tienen que estar en el centro. Y esto no solo se refiere a los usuarios, también hay que pensar en el bienestar de los empleados. 
  • Planet. Esta P pone el foco en el planeta y en la reducción del impacto ambiental negativo de las empresas. 
  • Profit. En este caso, profit se refiere a buscar un beneficio que no se quede únicamente en lo económico, sino que busque una utilidad común para la sociedad y su entorno. 

¿Por qué es importante el marketing sostenible? 

El valor de la sostenibilidad reside, en primer lugar, en la importancia de luchar contra el cambio climático y proteger el planeta. Pero, aparte de esto, las empresas que apuesten por el marketing y la publicidad sostenible pueden obtener otros beneficios. Por ejemplo, desde TechTarget señalan cuatro: 

  • Incrementa la lealtad a la marca. Enamorar al consumidor y ganarse su confianza es clave para las marcas. Por eso, si las marcas consiguen alinearse con valores como la lucha contra el cambio climático u otras cuestiones sociales, podrán convertirse en una love brand, con todo lo que eso conlleva.
  • Mejora la relación con los empleados. A nivel interno, el marketing sostenible también es ventajoso. Ser más sostenible también implica atender y mejorar los criterios ESG (Environmental, Social and Governance). Esto puede ayudar a los empleados a estar más comprometidos con su trabajo y desarrollar su orgullo de pertenencia. 
  • Ayuda a la empresa a cumplir con las normativas relacionadas con el medioambiente. Actualmente ya existen algunos límites para las empresas a nivel legal en relación con su impacto medioambiental. Una situación que va a acentuarse y en la que el marketing sostenible puede ser útil para las compañías. Esto se debe a que, si sus prácticas ya están enfocadas desde la sostenibilidad, el cumplimento de las normativas presentes y futuras será más fácilmente alcanzable. 
  • Aumenta los beneficios. Invertir en sostenibilidad tiene retorno. Ayuda a las empresas a ser más competitivas, a diferenciarse y a atraer a nuevos inversores interesados en las empresas que apuesten por los criterios ESG. Todo ello, en consecuencia, repercute positivamente en la cuenta de resultados. 

Por lo tanto, apostar por el marketing sostenible no solo es una cuestión medioambiental, sino que puede ser una herramienta infalible para fidelizar a los usuarios, retener talento y aumentar el beneficio económico. 

 

 

Newsletter 

¿Conoces la newsletter mensual de publicidad y marketing digital de Adevinta? ¡Suscríbete aquí y no te pierdas las novedades del sector!

¿Quieres saber más sobre Adevinta Spain?

This site is registered on wpml.org as a development site.